fontaneria

Finalizan las Obras da instalación de fontanería na residencia de maiores de As Gándaras, Lugo

Los trabajos incluyeron la ejecución de un sistema de pasteurización para agua potable como medida preventiva para evitar la aparición de legionella. El importe total de ejecución de los trabajos ascendió a 228.709,42 € IVA incluido.  Esta obra ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo de Desenvolvemento Rexional en el marco del programa Operativo FEDER GALICIA 2014-2020.

 

Plaza das Pedreiras

Prosema Noroeste se encuentra actualmente en fase de ejecución de la obra de Urbanización da plaza das Pedreiras.

La obra está promovida por el Concello de Ferrol. La actuación consistirá en la urbanización de la plaza, e incluirá diversos elementos relacionados con la temática escolar, jugando con distintas clases de mobiliario urbano para conseguir este efecto, incluyendo un banco de hormigón in situ que llevará una estructura metálica incrustada recordando a un lápiz, una pérgola metálica con madera de iroko que recordará a las típicas sillas de la escuela, y una serie de textos impresos en el pavimento que harán referencia al aprendizaje de matemáticas y lengua.

plano plaza das pedreiras

CUBRICIÓN BERGONDO

[Actualización 03 / 04 / 17 ] Comienzan los trabajos de ejecución del proyecto de Cubrición de Pista Polideportiva en Lubre, Bergondo

Los trabajos están promovidos por el Concello de Bergondo con un importe de adjudicación de 147.890 € IVA no incluido. Los trabajos consistirán en la ejecución de una estructura de madera laminada encolada de 27 metros de luz y una longitud de 46 metros, así como la obra civil y cimentaciones necesarias. La cubierta irá terminada con un panel sandwich con acabado interior lacado imitación madera. El plazo de ejecución se estima en 4 meses.

[ 03 / 04 /17 ] Así avanzan los trabajos.

 

web-feder

Prosema Noroeste S.L. ha iniciado las «Obras da instalación de fontanería na residencia de maiores de As Gándaras, Lugo»

Cabe destacar los procedimientos de trabajo adoptados para garantizar la ausencia de emisiones de polvo y molestias a los residentes. Entre estas medidas destaca la necesidad de compartimentar y aislar todas las zonas de obra provocando en ellas una presión negativa mediante extractores de aire de 6.000 m3/hr instalados en las ventanas. Estas zonas se compartimentan mediante una serie de puertas móviles formadas por lonas flexibles colocadas en mástiles telescópicos, que fijados contra suelo, techo y paredes, provocan un elevado grado de sellado de la zona que permite provocar esta presión negativa, impidiendo que el aire o polvo salga hacia las otras zonas del edificio cuando se abren las puertas de cremallera.